Varias formas de saber si le gustaste en tu primera cita

Varias formas de saber si le gustaste en tu primera cita

Muchas nos quedamos con la intriga luego de la primera cita, si ha sido un éxito o un fracaso total, pero, sobre todo, si llamará de nuevo o no. A las miles de razones que un hombre o mujer puede tener para no volver a llamar, existen otras tantas para que sí lo haga.

1- Su postura

Por eso, mientras hablan, él/ella se inclinará hacia ti la mayor parte del tiempo, porque está muy emocionado/da de que están juntos y al sentirse atraído/da por ti. ¿Lo has sentido relajado/da y bien a gusto contigo? Pues bien, parece que le gustaste.

 

2- Sonrisa incontenible

Una persona que se siente bien, cómoda y a gusto, sonríe sin ni siquiera notarlo. Te darás cuenta si tu Chico/ca se siente de esta manera cuando estés hablando, y al escucharte, una sonrisa vertiginosa se encuentra estampada en su cara.

3- Miradas profundas

Si tu cita te mira a los ojos profundamente cuando hablas (y sonríe, además), es otra de las señales que le gustaste en la primera cita. A veces, incluso te hace sentir incómoda y un poco torpe, pero es un movimiento subconsciente de quien te mira con nostalgia porque simplemente no puede estar más cerca de ti.

4- Se sonroja

u cita ríe a cada chiste que tú haces… y luego se sonroja. Si no es un muchacho/cha que se sonroja con facilidad por ningún cumplido, el rubor y la risa se convierten en un coqueteo de movimientos inconscientes muy difícil de ocultar cuando alguien le gusta a una persona. ¿Lo has notado? ¡Entonces prepárate para la segunda cita!

5- No quiere terminar la cita

Si le gustas, tratará de que no se termine la cita. Luego de la cena, las miradas continuarán con el postre, que comerá lentamente. Luego, seguirá buscando excusas, como el café o continuar la conversación en algún paseo. ¿Hace horas que están reunidos y parece que quisieran quedarse aun más? Estos son claros signos de que el muchacho/cha no quiere concluir la cita.

6- La próxima cita

 

Ya se hizo tarde: no hay más excusas para no terminar la cita luego de haber pasado un momento por demás agradable contigo. Entonces, la señal más evidente de que le gustaste en la primera cita es cuando ya te habla de una segunda cita. Si no puede esperar a verte otra vez, ¡lo has conseguido !

Image